Carpinterías en fachada.

Puertas y ventanas.

Las carpinterías tienen un papel fundamental dentro del estándar Passivhause. Una buena carpintería nos asegura un elevado confort térmico tanto en invierno como en verano.

Gracias a que el sol pasa a través de ellas, somos capaces de calentar el interior del edificio por lo que debemos aprovechar al máximo la energía solar y evitar su pérdida.

Los requisitos de una buena carpintería Passivhause son:

Buena hermeticidad: La hermeticidad o permeabilidad al aire es la cantidad de aire que pasa a través de una ventana. Con una buena hermeticidad evitamos la aparición de infiltraciones no deseadas.

Aislamiento térmico del vidrio: Es importante fijarse en la capacidad que tiene el vidrio para mantener la diferencia de temperatura que existe entre el interior y exterior de la vivienda. Para se ha de elegir bien el valor de transmitancia U, que es el valor que nos indica la capacidad de aislamiento del vidrio. Cuanto menor sea el valor U, mayor es la capacidad de aislamiento que tiene la ventana.